22 jun. 2013

A LA VOLUNTAD DEL HOMBRE

Por su significación, dimensiones y ubicación, el Monumento a la Voluntad del Hombre constituye una de las obras más significativas y representativas de nuestra Comunidad.

Su emplazamiento primitivo estuvo en las cercanías de la ex-Escuela Nacional de Educación Técnica Nº 1 “Luciano Fortabat”, de cara a la autopista del mismo nombre y, coincidentemente, su esencia es el homenaje a otro Fortabat, su hijo Alfredo, quizás uno de los más grandes benefactores que recuerde nuestro partido.

El diseño de la pieza estuvo a cargo del artista Pablo Hannemann, un escultor nacido en Alemania y radicado en Bs.Aires, a quien más tarde se le encargo también el proyecto del Monumento a Belgrano, mientras que la construcción estuvo a cargo de una empresa local.

Se trata de dos inmensos bloques que sostienen a un tercero en una conjunción de formas que, en cierta manera, recuerda los dólmenes, aquellos monumentos megalíticos compuestos por una gran laja horizontal, colocada sobre dos piedras verticales.


La inauguración oficial del Monumento se enmarcó en los actos por el 101º Aniversario de la fundación de Olavarría, el 25 de Noviembre de 1968 durante la gestión comunal del Ing. Enrique Mario Alfieri, que sería unos de los oradores de aquella jornada en la que el pueblo se volcó a la calle para honrar y agradecer a Don Alfredo, quien llegaba en compañía de su esposa Amalia Lacroze y su hija María Inés, para recibir además la llave simbólica de la ciudad, de oro macizo y labrada por Mario Llera.


La Fuerza de la Naturaleza, los Tesoros de la Tierra y la Voluntad del Hombre, son las temáticas plasmadas en cada uno de los bloques que integran el monumento, a través de figuras que se identifican claramente con cada una de esas ideas, brillantemente plasmadas en un conjunto de
alto impacto visual.


El 28 de febrero de 1996, comienza su trasladado a la intersección de la autopista con la avenida Eva Perón, donde se convirtió en el centro de la rotonda allí construida. En esa “isla” que la tiene como protagonista excluyente, la obra luce en toda su plenitud y recibe, orgullosa, a quienes eligen ese acceso a la ciudad.


El monumento en un billete de lotería

No hay comentarios: